RADIO LA NEGRA TRANSMITE EN DIRECTO POR AIRE -FM 90.1 Mhz- y POR INTERNET

lunes, 12 de septiembre de 2022

CONFIRMAN LA PRISIÓN PERPETUA PARA EL ASESINO DE JÉSICA COCO CAMPOS.


 El Bolsón (ANPP).- Tras casi ocho años del asesinato de Jésica Coco Campos en la Loma del Medio en El Bolsón, la Suprema Corte  de justicia de la Nación reafirmó el fallo que determinó la prisión perpetua para Cristian Maldonado por este crimen. Radio La Negra charló con Fabiana Córdoba, mamá de Jésica Coco Campos.

-         Radio La Negra: Qué tal Fabiana, ¿cómo estás?

-         Fabiana: Hola, buenos días.

-         RLN: Bueno Fabiana, la idea de la llamada tiene que ver con las novedades que se dieron en estos últimos días. Hubo finalmente un tramo, casi podríamos decir final, en esta larga historia que comenzó hace casi ocho años cuando a tu hija la asesina su ex pareja  aquí en El Bolsón. ¿Cuáles son las novedades? Contanos. Te dejo contar.

-         F: Veníamos, más allá de haber quedado ya la causa firme dentro de la provincia de Río negro, la defensa va en forma de queja a la Corte de Justicia. Esto nos llevó casi tres años porque nos agarró la pandemia (como nos agarró a todos) y bueno, las causas se paralizaron. Empecé, terminada la pandemia, a hacer llamadas, llamadas, llamadas, y las causas parecían que empezaban a moverse. Hace dos semanas atrás, con Fernando Pincel de Impunidad de Víctimas de la Nación que me viene acompañando desde el inicio de la causa, le comento lo que me habían dicho en la Corte Suprema, que estaban faltando algunas firmas. Que es lo que pensábamos nosotros un mes, dos meses como siempre sucede, el tiempo que se toma la justicia. Pensábamos que en noviembre nos iban a dar esta novedad.

Sin embargo salió en una noticia que vimos, yo la quise confirmar así que me conecté a internet, entré a la Corte Suprema y de los nervios no podía, no podía… Entonces llamo a Edith Miller, también familiar de víctima, y le digo “Edith, no puedo…No puedo. Edith fíjate por favor. Salió esta noticia pero me pongo nerviosa y no puedo”. Entonces me dijo, “quedate tranquila que yo reviso”. Para esto le mandé también mensaje a Fernando y le digo: “Fer, comprobá esta noticia” Y era cierto, ya teníamos la confirmación que la Corte de Justicia denegó revisar la causa.

Todos me dicen ¿“estás feliz?” No, no es felicidad, es alivio. No podés tomar como felicidad algo así. Lo podés tomar como alivio. La justicia lidió del lado de Coco.

-         RLN: Lo que confirmó la Justicia ahora es la cadena perpetua para Cristian Maldonado. ¿Ahora cómo sigue?

-         F: Primero para aclarar: perpetua no significa que va a quedar de por vida metido preso. Esto hay que aclararlo. Por ahí es un concepto pero las interpretaciones de los conceptos la ley los tiene dados vuelta. Esto equivale a 25, 26 años de cárcel. De ahí pasamos ahora a un Juez de Ejecución que sería el que ejecutaría esta decisión que toma la Corte Suprema y que ya viene tomando. Él ya viene preso dentro de la provincia de Río Negro. Entonces, bueno, ahora es cumplir la pena. Y ahí hay que estar atento también. Entonces hay que hacer una presentación con Fernando Pincel, abogado de víctimas, que es el abogado que pertenece a la provincia de Río Negro; vamos a mandar la nota que se nos mantenga notificados de todos los movimientos y de todo lo que se realiza con el preso. Esto es movimiento y todo que se realice para poder salir afuera. Todo lo que tenga que ver de la puerta para fuera, que se nos mantenga notificados a nosotros.  El código procesal penal dice que siempre se va  a mantener notificados a las víctimas. Que lo diga en una cosa, que lo ejecute es otra. Porque ha sucedido en causas que se enteran que el tipo está fuera o que va a salir, y nunca la familia se enteró o se enteró por los medios de comunicación. Así que bueno, termina una parte pero continúa la otra con el alivio que se está haciendo justicia por mi hija, y con la tranquilidad también; porque te llamarán cada 6 meses, cada un año, pero siempre alerta, nunca dejar que alguien que le dijo a Coco “vos vas a estar dos metros bajo tierra” y yo le aseguré que él de la cárcel no saldrá.

-         RLN: Fabiana, en esta difícil lucha de lograr este tramo de justicia que vos bien alertás habrá que seguir atentos y atentas a que se siga ejecutando como corresponde, hubo muchas  situaciones y un poco la  intención de esta nota no solo es dar la información sino también si nos podés compartir -porque  hay un montón de víctimas de femicidio y abusos- ¿cuáles fueron las herramientas que sentís que te ayudaron a caminar, que te ayudaron a  que avance la causa? Para  quienes te están escuchando o han sufrido o sufren algún tipo  de situaciones similares.

-         F: yo arranqué con varios frentes dentro de la provincia de Río Negro, con lo que se llamaba en ese tiempo Consejo Local de la Mujer, me parece que ahora cambió el nombre del Consejo. Dentro de la provincia arranqué con eso, arranqué  con movilizaciones, medios de comunicación. Pero fuera de la provincia arranqué con Impunidad de Víctimas de la Nación. Fernando Pincel, un abogado que trabaja en el Ministerio de Impunidad y Víctimas de la Nación allá en Buenos Aires. Él pertenece o trabaja para las causas que están en la provincia de Río Negro. Con esto arranco con Fernando y arranqué con el consejo que creo que  hoy es diversidad de la mujer. Era como que empecé abarcar más puertas, a tirarme más afuera. Que cada vez que se hacía una presentación de notas ellos me acompañaban,  los medios de comunicación me acompañaban, las redes sociales, mantener viva la causa. Es llamar siempre. Yo me acuerdo que a Riendo lo llamaba dos o tres veces por semana cuando se inicia la causa. Después me tuvo que soportar el doctor Lozada. Eran, en definitiva, saber cómo iba la causa y mantenerla siempre viva, que se renombrara en los medios de comunicación, que se renombrara en las provincias (Coco estuvo estudiando en la provincia de Córdoba, sus amigos me mantenían viva la causa, en Catamarca, Mendoza, porque ella tenía compañeras también ahí). Fue un gran esfuerzo, una gran lucha y la gente siempre me acompañó. Yo siempre doy gracias, gracias por todo, porque también me acompañaron a que esto se vea, a que los medios de comunicación la mantengan siempre presente. Yo mandaba cualquier  novedad, mandaba una notita. Lo que hice ahora, me enteré y enseguida empecé a mandar la novedad. Cuestión que también hay que agradecer, agradecer el acompañamiento de todos, …. Yo fui la punta del iceberg y tuve que ir adelante y dale que dale y no me venzo. Hubo gente que decía “no conocés la justicia, te van a pelotear”. No me interesaba hablar si era un juez, un fiscal, o quien sea, hasta el mismísimo gobernador para decirle “quiero justicia” y buscarle la vuelta. No … es duro el camino, muy duro, muy triste pero no podemos  ir con lágrimas en los ojos ante un juez o ante un fiscal.  No podemos ir con lágrimas en los ojos, tenés que secártelas, y acomodarte. Y hay palabras que por ahí te van a decir y no las entendiste y tratás de acordártelas para llegar a tu casa y poder googlear y buscar qué me quiso decir. Y decirle  directamente “escúchame, me lo podés decir con otras palabras?” Me imagino, si  yo viví un montón de cosas así, qué pasa con esas mamás que están destrozadas igual que yo pero que por ahí les falta un poco de empuje o acompañamiento… Es triste.

-         RLN: ¿Qué cosas te dieron ese empuje Fabiana? ¿Qué fue lo que te  mantuvo con tanto empuje?

-         F: El amor a mi hija. .. Me la tocaron  y no pude hacer nada. Era como una deuda con ella. “Vamos a  hacer justicia por vos”. Millones de veces me puse a pensar por qué no dije “esperá, esperá, quédate tranquila y yo voy”. Porqué justo ese día se rompió el auto… Siempre  me termino enojando conmigo misma, por qué no busqué otra forma para poderla traer, que pagué un pasaje para que se suba… porqué confié que ella. Me dijo “Mami está todo bien”, esto me retumba en la cabeza porque me encantaría que todo esto hubiera cambiado, que no fuera así. Pero… fue este el resultado y tuve que bancarme este resultado. De ahí comencé a buscar justicia por ella.  Porque cuando recibía los mensajes le decía a mi familia “para mí no es ella”. Me decían, “mamá quédate tranquila, es ella, dejala tranquila, dale otra oportunidad.” “ Yo no confío en el tipo”, les decía. Y  bueno, todo eso siempre te va a quedar como marca, es un hijo y fue algo que salió de tus entrañas… y que te falta, y que está en otra dimensión y que en algún momento nos vamos a volver a encontrar y tener ese abrazo que tanto deseo.

-         RLN: Bueno, Fabiana queríamos un poco no dejar de compartir  tu experiencia de lucha y persistencia y de sostener, porque ocho años es un montón y evidentemente la defensa ha intentado hacer absolutamente todo. Porque recordamos los primeros hechos donde lo que se decía que no estaba, que no se sabía dónde estaba. Se fue dilatando, lo de la pandemia también incidió. Lo que digo es que la verdad que ocho años para poder dejar firme la condena cuando vemos otras situaciones en donde la justicia actúa muy rápidamente para dejar presos y presas a otras personas con tanta facilidad, nos genera mucha amargura en principio, pero también nos genera mucho orgullo al ver compañeras como vos que sostienen y que abren caminos de lucha.

-         F: Vos sabés que yo, en estos dos años y ocho meses y dos semanas que llevó la Corte Suprema la causa (yo siempre anoto todo), tuve el beneficio que él estaba preso. Hay otras causas que lo tenés que ver caminando; hay otras causas que lo tenés que ver, que te llaman y te molestan. Yo tuve  ese pequeño, chiquitito beneficio que él estaba adentro. En definitiva, mientras estaba tomando su tiempo la justicia me decían, “pero esperá, él está adentro”. Es como un pequeño alivio que se tenía. Imaginate que hay millones de causas. Hablaba con  la chicas del Bolsón, hay muchas causas de femicidios en El Bolsón que todavía no están resueltas. En definitiva tengo que estar diciendo bueno, él está adentro.  Que la corte suprema se tomó su tiempo y yo que soy inquieta, vivo pendiente pero lo tengo adentro. Pidió el beneficio de salir y no se lo dieron. Entonces, en definitiva era un alivio. Hay otros que la están pasando muy mal y que todavía no pueden lograr que se haga justicia por sus familiares y los tienen dando vuelta y pasan por delante de su casa como si nada.  Y después, si tomás un arma y hacés algo, sos vos el loco y terminás en cana y todo lo que viene después.

-         Entonces, yo lo único que pido que la  justicia abra los ojos y que no se tome 7 años, 5 años, 8 años para hacer justicia. Que si tiene que tomar más gente, que tomen más gente para que lleven la causa; si ganan millones para poder llevar adelante una causa, entonces que las causas se cierren en un año. Hay causas que llevan 20 años y todavía no fueron cerradas. Así que más vergonzoso todavía.

-         RLN: Bueno Fabiana, ojalá no se quién te tenga que escuchar para que esto se dé. Si bien los poderes debieran estar separados, muchas de  estas cuestiones dependen del poder político  en muchas situaciones. Pero sin duda, es algo que la Justicia no estaría haciendo y que necesitamos. Inclusive cuando falla lo que corresponde porque se demora tanto, como decís vos, que termina siendo también injusto, ¿no?

-         F: Y si, porque mientras que lloro a mi hija tengo que estar luchando por justicia cuando hay una entidad que tendría que hacerlo sin que yo haga tanto como los medios de comunicación, las redes sociales, como las agrupaciones, como las movilizaciones, como juntadas de firmas, como llamar a otras entidades fuera de la provincia para que hagan el acompañamiento y también produzcan la presión. Si vos te parás a un costado y ves  todo lo que se hizo te preguntás: ¿es necesario que para hacer justicia se haga todo lo que se hizo, para mantener la causa en renombre, para que siga su curso? Hay que pensar qué justicia estamos teniendo.

-         RLN: Tal cual. Bueno, te agradecemos muchísimo Fabiana esta charla y esta experiencia de lucha y de tozudez necesaria frente a la justicia y frente a la sociedad que si bien apoya todas estas cuestiones, una buena parte avala y permite todas esas cuestiones.

-         F: Para cerrar voy a dar gracias a todos los que me acompañaron y pudimos que esto llegue a esta instancia. Porque este es un trabajo de todos. El trabajo más arduo se tuvo que hacer al principio para poder llevar la causa adonde está, para poder tener justicia por Coco. Así que agradezco a todas las mujeres, a todos los que me acompañaron: medios de comunicación, organizaciones, gente que no conocía a Coco. Te juro,  gente que no la conocía, ya que mi hija estuvo nada más que 4 días viva en este lugar. No la conocían prácticamente y la gente se puso la causa al hombro y me acompañó. Por mí, por ella, por Matilde. Gracias, gracias a todos!

-         RLN: Gracias a vos Fabiana. Un  abrazo grande a Matilde.

-         F: Un beso grande.


RADIO LA NEGRA - sonidos populares e ideas libertarias