RADIO LA NEGRA TRANSMITE EN DIRECTO POR AIRE -FM 90.1 Mhz- y POR INTERNET
Radio La Negra .... sonidos populares e ideas libertarias ...

lunes, 24 de abril de 2017

EDITORIAL: UN PLAN COLOMBIA PARA ARGENTINA Y AMÉRICA LATINA

El Bolsón (ANPP).-Un Plan Colombia para Argentina y América Latina, Parte 1

Luego de la experiencia de la "Escuela de las Américas", que sirvió como escenario para adiestrar a los militares asesinos y torturadores de América Latina con el objetivo de que asestaran los golpes dictatoriales en cada uno de nuestros países, Estados Unidos ha cambiado y mejorado su estrategia intervencionista.
El paso de la Escuela de las Américas dejó varios millones de panameños muertos, dato que ninguno de nosotros parecemos recordar. Es que el asesinato no se hizo por manos directas de marines estadounidenses, sino por las manos de las propias fuerzas militares panameñas. Sí, millones.
Las dictaduras sirvieron, no sólo para frenar la creciente organización popular que se daba en nuestros países, sino que además, para poder instalar políticas económicas como el neoliberalismo, que rompía con las políticas proteccionistas que habían dejado toda una serie de gobiernos e impulsos obreros organizados en sindicatos y que llevaban a la industrialización y crecimiento. Con la apertura a las importaciones, las industrias nacionales cayeron fuertemente, el sindicalismo tomaba fuerza y la represión no se hizo esperar. El Rosariazo, el Cordobazo y varios otros levantamientos populares fueron la respuesta popular, que junto a las organizaciones populares, intentaron detener esta avanzada capitalista.
Hoy, la izquierda aparece como desarmada, y en todo caso, lejos de poder montar una insurgencia capaz de responder militarmente a una represión por parte de gobiernos títeres de los intereses empresariales. Pero la presión (económica y política) hace que surjan respuestas populares. Esto lo saben muy bien quienes han estudiado la historia. El Plan Colombia, es eso, una nueva estrategia intervencionista yankee, que ingresa ya no violentamente como un golpe, sino suavemente como una democracia dura.
Hay una imagen que lo grafica, y es que si se mete a una rana en una olla de agua fria y se pone esta a fuego lento, la rana nunca se dará cuenta de que se está cocinando, y por eso no hará lo que haría si uno pone a una rana en una olla con agua caliente: saltar fuera de ella. Se quedará adormecida, hasta que pronto esté cocida sin darse cuenta.
El Plan Colombia, se desarrolló en ese país, y fue allí porque era una situación que podía ser el peor de los escenarios posibles. En Colombia subsisten varias guerrillas armadas y con fuerte arraigo popular desde hace ya más de cuarenta años. Estados Unidos ha intentado exterminarlos con avanzadas militares como la famosa emboscada de Marquetalia, pero ni así lograron detener el crecimiento del movimiento armado insurrecto.
Desde el año 2000, Estados Unidos entró en Colombia con otra estrategia: Un Plan para la Paz. Así, a diferencia de la estrategia de los setenta, los protagonistas no serían los militares, sino los policías. Ya no se realizarían cambios visiblemente estructurales, sino a nivel de municipios y provincias. La incorporación de nuevos Codigos Contravencionales que transforman a las fuerzas policiales en actor político capaz de juzgar y castigar sin necesidad de otras divisiones de poderes, aúna en la policía el poder ejecutivo, el legislativo, el judicial y las fuerzas de choque. Esta estrategia se intentó implementar hace ya varios años en nuestro país, y afortunadamente, en varios municipios se logró frenar, demostrando su inconstitucionalidad. Pero si no existe la necesidad social de endurecer los códigos, esto se fabrica con medios masivos de comunicación y con estrategias de aumento de la violencia liberando y habilitando a bandas paramilitares y de narcotráfico. México vive esta situación hace ya varios años. Igualmente pasa en Brasil con las fabelas. Luego, se introduce el termino acuñado por los yankees "narco guerrilla", y se engloba a toda la oposición, a la izquierda y a estas mismas bandas delictivas en un mismo bando, habilitando la intervención de Estados Unidos para asegurar la gobernabilidad.
Los medios masivos necesitan instalar un  acostumbramiento e insensibilidad frente a la violencia, a la muerte, a la falta de derechos básicos, porque es lo que hace "que la rana no salte de la olla", y aunque parezca raro, incluso siendo ellos mismos el gobierno, es por esto que se pone como agenda la violencia. Violencia que es repicada por muchos de nuestros medios en forma de denuncia, pero que lamentablemente no hace más que fijar los ojos y oídos de todos en lo que ellos quieren que veamos y oigamos.
Seguiremos hablando sobre El Plan Colombia. Pero nos gustaría quedarnos con algunas preguntas: ¿Cómo podemos contrarrestar una maniobra semejante? ¿es que acaso ya no podemos hacer nada para revertir esta situación? ¿Y si pensáramos cuáles han sido sus herramientas para entender cómo funciona su estrategia? ¿Como medios alternativos, comunitarios y populares, podemos fijar otra agenda, una nuestra?¿Cuál sería?¿No existen organizaciones populares que hayan logrado romper con las lógicas que ellos necesitan para instalar su modelo? ¿Qué es lo que han hecho para lograrlo?
Adelantándoles que no todo está perdido, y que muchas más preguntas que respuestas seguramente tendremos, nos despedimos proponiéndoles investigar sobre este tema
RADIO LA NEGRA - sonidos populares e ideas libertarias